Deine Lakaien: Dual (Chrom Records y Prophecy Productions, 2021)

Tras siete años de sequía, Deine Lakien han vuelto con un nuevo álbum por partida doble. Por una parte, Alexander Veljanov (vocales) y Ernst Horn (instrumentos) nos ofrecen en Dual diez nuevos temas que siguen el personalísimo camino trazado desde 1986. Por otra, añaden diez canciones más que versionan a artistas conocidos, experimentales u obscuros.

Foto promocional de Alexander Veljanov y Ernst Horn (Deine Lakaien) para el álbum Dual

Para esta ocasión, el dúo germano se ha apoyado en el sello Prophecy (donde también han publicado Soror Dolorosa o Spiritual Front) como una colaboración junto al propio sello de la banda, Chrom Records. La versión básica en CD viene en formato digipack, con un diseño sobrio y elegante que incluye fotos de la pareja. Además, también hay disponibles varias versiones en vinilo y CD.

Dos caras relacionadas

Dual está planteado como un juego de referencias entre las versiones que hacen de The Cure, Kate Bush, etc. y los temas originales de la primera parte de este doble álbum. Así, Veljanov y Horn señalan en el libreto del álbum un vínculo entre su tema Run y el The Walk de Robert Smit y cía., o por ejemplo entre In Your Eyes y el Black Hole Sun de Soundgarden. Una vez que asimilas los matices de los dos discos, encontrar los puntos en común de los temas relacionados es un juego atractivo.

Menos synth pop, más avant-garde

En la primera parte hallaréis los diez temas nuevos y originales, llenos del espíritu avant-garde que les ha llevado a fusionar la música neoclásica con la electrónica, los sonidos industriales y la darkwave. Eso sí, no hay rastro del synth pop de la talla de Over And Done. Habrá que esperar a los posibles EPs y singles para ver si se decantan de nuevo por la pista de baile, como en el remix que hizo VNV Nation de Where You Are.

Tampoco es que esta ausencia de ritmos bailables resten interés a la primera parte de Dual. Al contrario, las sucesivas escuchas van revelando que hay intensidad de sobra. Prueba de ello son temas como Because of Because, Sick Cinema o Run, que se valen tanto de las percusiones electrónicas y los teclados como de la emotiva voz de Veljanov.

También hay espacio para los remansos más pausados (Snow, Unknow Friend) y para composiciones que nadan entre intensidades variables (Happy Man, Les Oiseaux). Aunque los créditos del álbum no reflejan los instrumentos utilizados, se pueden escuchar tanto sintetizadores como instrumentos de cuerda (guitarras, arpas), pianos y percusiones que suenan bastante orgánicos. En general, es una delicia escuchar la claridad, precisión y variedad que aportan todos los instrumentos, con una buena dosis de momentos que juegan a romper las estructuras y sonidos convencionales.

La distorsión y el respeto

La curiosidad por escuchar versiones a manos de dos músicos consumados como Veljanov y Horn puede ser muy fuerte. Ese era mi caso, así que cuando el disco cayó en mis manos me lancé directamente a ellas. Y cómo no, entre ellas destaca la versión respetuosa y al mismo tiempo distorsionada de The Walk (The Cure), que engancha con su potencia y su manejo de los tiempos. Ésta sí que vale para las pistas, y para sorprender al personal.

Otra versión que destaca es el tema Black Hole Sun de la banda grunge Soundgarden. Respetando en gran parte la melodía vocal que la hace tan reconocible y atractiva, Deine Lakaien despojan a la canción de todo rastro de rock y la revisten de un ropaje más cercano al industrial mediante percusiones y sintetizadores. Del mismo modo, en Because the Night (Patricia Lee Smith y Bruce Springsteen), el interés reside sobre todo en el giro que da la banda a la versión ya conocida, a través de los sonidos y ritmos que serían impensables en el original.

Las referencias musicales del segundo disco se atreven a ir más atrás de los 80, empezando por el krautrock de Can en el tema Spoon (1971). Continúan con el tema Dust in the Wind de Kansas (1977), del que hay de que destacar la belleza que aporta la voz de Veljanov, y con el Lady D’Arbanville de Cat Stevens (1970). La chanson des vieux amants viaja hasta los 60 de Jacques Brel, y con Song of the Flea (Modest Mussorgsky, letra de Goethe) se atreven a retroceder hasta 1879, demostrando que por aquella época también sabían algo de humor.

Pero como la influencia ochentera es innegable (recordemos que ellos mismos empezaron en esa década), además de The Cure hay espacio para Kate Bush en una divertida versión de Suspended in  Gaffa, que potencia el tono circense del original.

Un álbum que no quemas en un día

En suma, Dual es muy recomendable para los fans de Deine Lakaien que aprecian sus cualidades más allá del synth pop, y que quieren investigar en sus influencias. También es un buen álbum para empezar a conocerlos, y su extensión y riqueza permite que puedas disfrutarlo durante un largo periodo de tiempo.

Podéis adquirir Dual en Bandcamp, así como en la web del sello Propehcy y en la tienda oficial de Deine Lakaien.

¡Comparte / Share!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.